Fecha La universidad de Utha ha desarrollado una prótesis robótica llamada Luke Arm

Perder una extremidad es una circunstancia insalvable, a nivel físico como mentalmente. A pesar de ello, los sistemas robotizados progresan en el desarrollo de medidas con las que mitigar las necesidades de las personas. Aquí te mostramos los avances en aparatos ortopédicos diseñados en la Universidad de Utah, en EEUU.

Propiedades de Luke Arm, la extremidad robotizada que te facilita obtener tacto.

La acreditada Universidad de Utah ha desarrollado con éxito un aparato que posibilita a un hombre volver a sentir lo que tiene en su miembro. Se trata de un sistema robotizado llamada Luke Arm (en inglés “Brazo de Luke”), en un homenaje al miembro que malogró Luke Skywalker en el film de la Guerra de las Galaxias. La mano realza por estar envuelta por una silicona incoloro.

La universidad de Utha ha desarrollado una prótesis robótica llamada Luke Arm

Los dispositivos de presión que tiene instalados en los miembros mandan señales a la mente mediante unos conductos que fueron colocados en la extremidad. Estas señales copian a los que en la realidad utilizamos las personas.  Gracias a estas referencias, la cabeza puede averiguar si la cosa que sujeta es dura, de si vibra o de la presión que precisa usar para poder manipular un material.

El programa comenzó a desplegarse en 2006 por Dean Kamen y fue experimentado con excombatientes de guerra. Keven Walgamott, un señor que perdió su miembro en un suceso eléctrico fue uno de los afortunados en usarla mientras duraban las investigaciones llevadas a cabo desde 2017. Los progresos alcanzados en la miembro biónico son sorprendentes, ya que es capaz de coger cuerpos tan delicados como es retirar la peladura de un plátano. Debemos tener presente que hasta la fecha existían prótesis que te permitían hacer giros, pero de ningún modo con la capacidad de sentir la cosa como han conseguido los ingenieros biomédicos de la Universidad de Utah.

¿Cuándo la prótesis “Luke Arm” estará a la venta?

Aun la investigación se encuentra en fase de desarrollo e investigación, debido que aún tienen que lograr que la extremidad robótica sea autónomo del ordenador que lo controla, así como agrandar la rapidez de respuesta de las señales que difunde.

Para que la prótesis pueda presentarse al mercado, están ultimando el paso de aprobación que se hace en la Agencia de Medicamentos y Alimentación, que es el organismo americano encargado de limitar los aparatos médicos.