El robot GreenPatrol creado para incrementar las cosechas

El robot GreenPatrol creado para incrementar las cosechas

La OMS ha avisado que para mediados del presente siglo la humanidad alcanzara a los 9.000 millones de individuos.  La escasez de recursos alimenticios generara un problema de inmensa gravedad por lo que se urge desde las instituciones a aumentar los cultivos. A pesar de ello, esta necesidad hace frente a las plagas que nos acechan y que impiden la obtención de un gran de recursos.

Lo cual hace apuntar una de las soluciones a este problema global va a estar en manos de los sistemas robotizados. Un equipo de la unión europea llamado GreenPatrol espera descubrir soluciones y garantías con las que mejorar los rendimientos de las siembras y producir cosechas sostenibles para el medio ambiente.

Aquí nos encontramos Tekniker, un miembro del ecosistema Basque Research and Technology Alliance (BRTA) que se encuentra en la localidad guipuzcoana. Su ocupación en GreenPatrol se centra en aumentar las cosechas en los invernaderos mediante el uso de la Inteligencia Artificial. 

La compañía de ingeniería robótica de Gipuzkoa trabaja en la elaboración del software y del Hardware de GreenPatrol, que es un sistema automatizado agrícola creado en mostrar plagas. Una vez las identifica, desarrolla el fungicida que precisa para destruir los bichos. 

Es un Vehículo de guiado autónomo que contiene unos sensores visuales e inteligencia Artificial para investigar los cultivos. Por medio del Deep Learning realizado por Tekniker, encuentra en su base de datos los insectos que encuentra, el periodo de crecimiento en la que están y cuál es el método más beneficioso para su destrucción de orden selectiva.

Cuando se ha individualizado el insecticida a emplear, el robot tiene con un brazo robótico que focaliza el tratamiento exclusivamente en las zonas dañadas. Para desplazarse por el invernadero de forma totalmente independiente usa el Sistema de navegación europeo GNSS Galileo.

De momento el vehículo robotizado se encuentra en periodo de análisis en entornos reales y se espera que para verano del 2020 se puede legalizar su práctica. Una vez logrado ese filtro, se espera distribuir el autómata agrícola en un breve espacio de tiempo.