El nuevo brazo robótico de Fanuc, sobresale por ser más ligero que su predecesor

El nuevo brazo robótico de Fanuc, sobresale por ser más ligero que su predecesor

Universas Robots y Kuka son algunas de las principales marcas fabricantes de robots industriales que compiten con Fanuc por liderar la venta de soluciones colaborativas para la creación 4.0. Por ello para no resultar atrasado en la pugna, en diciembre de 2019 Fanuc pasmó a sus adversarios mostrando frente los medios de comunicación su estrenada serie de robots colaborativos CRX. Lo hizo en iREX, la Feria de Robótica Internacional que se desarrolló en la ciudad de Tokio, en Japón.   

Después de unos meses, es hora de valorar con más detalle por qué destaca entre sus adversarios el nuevo brazo robótico de Fanuc.

La serie CRX de brazos robóticos colaborativos de Fanuc es la versión mejorada de la serie CR característica por ser de color verde. La cuidada estética de su diseño, su fiabilidad y sus altas prestaciones nos han terminado de convencer. Es un brazo robótico de 6 ejes que sobresale por su flexibilidad y por ser una herramienta dinámica que responde hábilmente en cualquier entorno de trabajo. Sin duda llama la atención por ser más ligero que su antecesor, lo que ayuda a la hora de manipularlo y ser útil para un sinfín de utilidades.

Su estética ha sido perfeccionada con detalle del mismo modo que sus capacidades. Dispone de dos versiones, el CRX-10iA y el CRX-iA/L. La diferencia entre ambos se encuentra en la longitud de maniobra del brazo. Si la versión estándar alcanza los 1240 mm, el CRX-iA/L alcanza los 1410 mm.  Tiene capacidad de utilizar objetos y piezas que no superen los 10 kg de peso, lo que le convierten en una perfecta solución para desplazar cajas y piezas de reducidas dimensiones.

Ha sido confeccionado para poder equiparlo con un sistema de visión que le proporciona realizar carga y descarga de estanterías, del mismo modo que un sensor de visión 3DV/1600 desarrollado por Fanuc que proporciona capturas de piezas con un alcance de 1600 mm. Este software se llama i RVision y destaca porque es una tecnología que se encuentra integrada en el propio controlador del robot lo que posibilita su programación.

Para facilitar la programación del robot, Fanuc pone a disposición de sus clientes la posibilidad de sustituir el Teach Pendant por una tablet. Dispone de una programación intuitiva que proporciona memorizar un movimiento por medio del guiado con la propia mano. Esto evita que el cliente requiera de un amplio conocimiento en lenguajes de programación.

El desafío de Fanuc se reúne en procurar una solución ligera, de fácil instalación y flexible para las pymes y medianas empresas que se arriesgan por instalar sus primeros brazos robóticos. Entre las aplicaciones más destacadas para este robot debemos destacar el montaje, la soldadura por arco y la elaboración de piezas mediante la integración de vehículos AGV.