Ingenieros japoneses investigan una extremidad robótica

Ingenieros japoneses investigan una extremidad robótica

La robótica avanza cada día creando nuevas aplicaciones para mejorar a las personas. En Revista de Robots queremos que conozcáis cómo unos investigadores japoneses han construido una cola que ayuda a controlar el centro de gravedad, lo que mejora de esta forma la agilidad de de los trabajadores.

Se llama Arque y es una extremidad creada por un grupo de investigadores de la Universidad de Keio. El grupo de ingenieros está compuesto por Yamen Saraiji, Junichi Nabeshima y Kouta Minamizawa. Arque es móvil inspirado en la biomimética. Emplea robótica y estructuralmente tiene constitución antropomorfa, recordando a un caballito de mar.

El equipo se ha influenciado por el modo en que diversos animales utilizan sus extremidades a la hora de moverse, tal y como hacen los monos.

Peculiaridades de la cola Arque.

Con una longitud de setenta y uno centímetros por 11.5 cm de ancho, y tiene un peso que se acerca a los 1.6 kg. En la parte exterior se halla cubierta de placas de plástico, con los que, cuando se encuentra moviéndose en las ocho direcciones que puede, deja tener el control del centro de gravedad de los humanos.

Para tener el control de los movimientos, la persona incorpora en la parte superior del cuerpo un rastreador anatómico. Este aparato es quien se encarga recoger la información del estado del centro de gravedad de la persona. Tras examinarla, emite una orden para que se active la la cola biónica y corrija el centro de gravedad.

Las capacidades de este dispositivo robótico favorecen a que, gracias a que hace de contrapeso, seamos capaces de un mayor dominio del equilibrio que nos conceda por su parte ser más rápidos.

La cola robótica empezó de ensamblar seis vértebras de plástico que se encuentran unidas, las cuales se pueden personalizar dependiendo de la altura del individuo.

Dentro de la cola biónica podemos hallar cuatro músculos artificiales, los que, por medio de aire comprimido, hace que la cola robótica se desplace en diferentes direcciones encogiéndose cuando es necesario.

Para qué es práctico la cola robótica.

Las aplicaciones de extremidad robótica son infinitas, tanto para el trabajo, como para el ocio. Nos ayudará a mantener el equilibrio que frecuentemente perdemos al colocarnos unas gafas de RV. Colaborará en los grupos de rehabilitación a usuarios con problemas lumbares.

Las personas de tercera edad o bien con problemas en las extremidades inferiores, van a ver favorecidas en su día a día con la cola robótica eludiendo las dolorosas caídas por falta de equilibrio. En el campo laboral, el sistema biónico facilitará a los obreros cuando manipulan y transportan pesos en momentos de riesgo.

La cola que ha sido presentado dará la posibilidad de aprovechar el impulso que genera nuestro esqueleto, obteniendo la retroalimentación háptica.

Por último tenemos que indicar que antes que el producto pueda salir al mercado aún necesita mejorar distintos aspectos, como que sea autónomo por medio de una batería, ya que en nuestros días se encuentra unido a una toma de aire.