Robot Cassie de Agility Robotics

Poquito a poco se está demostrando que los robots humanoides bípedos son los más aptos para simular los movimientos que realizamos y para moverse en nuestro ambiente. El Laboratorio de Autonomía Dinámica y Robótica Inteligente (sus siglas en inglés DAIR) está entrenado un nuevo robot.

Su nombre es Cassie, y como hemos indicado es un robot bípedo y dinámico creado por la compañía de robótica Agility Robotics. Con el fin de que os hagáis una idea, he de indicaros que es el hermano mayor de Digit, el robot que está siendo entrenado por Agility Robotics para llevar pedidos a nuestras casas.

Robot Cassie de Agility Robotics

Descubre a Cassie, el robot bípedo

El robot bípedo ha sido desarrollado para investigar los algoritmos que están creando en este laboratorio con el objetivo de ayudar a que otros robots puedan caminar y desplazarse por todo género de terrenos.

Los robots con una configuración bípeda son más prácticos a la hora de sortear obstáculos y personas, como subir escalones. “Esto es útil en todo género de sistemas, incluida la exploración básica, pero también en tareas de salvamento en catástrofes e en inspección de espacios. Eso es lo que ha llamado el interés de la industria en estos días” señala Michael Posa, responsable del proyecto de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas.

Dos investigadores licenciados en el DAIRLab supervisan y hacer test a los algoritmos que allí crean en Cassie. Se crea el código en un computador y se ejecuta con el robot real. “En general, si no funciona en el simulador, no va a marchar en el mundo real” señala Michael.

Tal y como señalan, poner en práctica el algoritmo de Inteligencia Artificial es laborioso, puesto que la aplicación es un punto intangible en vez de una máquina robótica, en este caso bípedo, por ende, hay que educar el algoritmo.

Después de haber confirmado la respuesta de Cassie al algoritmo, los investigadores son capaces de readaptar el código que se le da. Una de las principales ventajas de trabajar con robots es que se les puede poner a prueba llevándolos hasta su límite.

De las extremidades del robot destaca que sus rodillas se flexionan cara dentro, esto es, en sentido contrario, lo que le ayuda a bajar por las escaleras. hay que tener en cuenta que su movimiento es hiperrealista si lo comparamos con el de los humanos, de igual manera que la velocidad que es capaz de lograr. Trabajar en los diferentes grados de locomoción de Cassie es invertir en el desarrollo de los próximos equipos robóticos de dos piernas que van a ser puestos en el mercado.

Así ha sucedido con el robot Digit, el cual ya está siendo probado en trabajos de reparto autónomo en casa, aunque sus características les van a facilitar trabajar en muchos otros sectores, así sea como robots exploradores o bien para trabajar en zonas de riesgo.