El sector del automóvil padeció en 2019 una desaceleración en las ventas

El sector del automóvil padeció en 2019 una desaceleración en las ventas

No hay nada mejor para espantar los malos augurios económicos que dar un fuerte golpe sobre la mesa. Eso es lo que ha debido de pensar la Junta directiva de BMW con Oliver Zipse a la cabeza, ya que acaba de hacer público un pedido de nada más y nada menos que de 5.000 cobots.

En lo que no han querido especular desde su sede de Munich es con su proveedor oficial. Con 40 años suministrándoles tecnología robótica, nuevamente han contado con la solidez y la garantía que tiene Kuka para proporcionar tecnologías digitales para sus plantas de producción de automóviles.

Evidentemente para Kuka, la empresa germana fundada en 1898 y con sede en Augsburgo, este acuerdo le traerá estabilidad. Hay que recordar que en el balance económico de 2019 se notó la desaceleración de ventas que padece el sector, a lo que debemos de sumar el desconcierto económico y la crisis mundial debido al Covid-19.   

A pesar de que muchas fábricas del sector de la automoción se encuentran parcialmente paradas, BMW Group apuesta en estos momentos por avanzar. Su plan estratégico pasa por seguir aumentando sus líneas de montaje a la vez que actualizar los procesos mediante la incorporación de la tecnología más innovadora, como es el caso de los robots lineales. 

 Qué decir que nos sumamos al mensaje de Peter Mohnen, el presidente de la junta directiva de Kuka, quien ha recordado que “hay que estar preparados para después del Coronavirus”.