La IA acabará con los escritores

El progreso de la Inteligencia Artificial en todos los campos laborales es una evidencia, si bien todavía no somos totalmente consciente de ello. Cada día recibimos noticias de innovadores proyectos en donde las redes neuronales ofrecen nuevas soluciones y en IA Robótica os mostramos uno de estos proyectos.

La IA acabará con los escritores

Hoy vamos a hablar de una profesión que todo apunta a estar poco a poco más en peligro: el periodista. Y no, esta vez no hacemos referencia a los peligros a los que muchos cronistas se encaran a diario debido a que desempeñan su trabajo en regiones castigadas por la guerra o por la extrema violencia. Hacemos referencia a los avances que se están generando en la robótica y en la IA.

Los robots hacen de escritores

Anteriormente pudimos ver con perplejidad como “China Xinhua News”, una cadena informativa referente en China, fue anunciado por un robot humanoide desarrollado por una compañía inglesa en colaboración con Sogou, el motor de búsqueda líder en Asia.

La perfección de su apariencia y la cuidada voz con la que este robot presentó el telediario había sido desarrollada tomando en referencia a Zhang Zhao, un famoso comunicador de dicha cadena televisiva. El asombroso parecido, el modo en la que pestañeaba y la naturalidad con la que hablaba al presentar el noticiario, son solamente un ápice de lo que el avance de las nuevas tecnologías va a ofrecernos en los años venideros.

¿Es creativa la IA?

Sin duda es una contestación que cada vez permite tener menos dudas. Sí, los robots son capaces de crear. Únicamente necesitan ser entrenados, de igual forma que hacemos los humanos.

Un ejemplo de la capacidad de creación que posee un algoritmo es una novela japonesa que ha sido creada por un robot de nombre “El día que una computadora escribe una novela”.

Este proyecto creado desde la Future University Hakodate en Japón, fue presentado con gran éxito a un concurso literario llamado Nikkei Hoshi Shinichi que organiza el periódico Niho Keizai Shinbun, en el que llegó a pasar la primera ronda del concurso. Aunque no venció, la obra alcanzó la final, aunque sorprende aún más saber que no fue la única que participó, puesto que en conjunto fueron once las obras presentadas al concurso creadas por aplicaciones controlados por Inteligencia Artificial.

Ahora os presentamos otro proyecto que como poco, no ha dejado indiferente al planeta literario. Se trata de un algoritmo desarrollado por Karmel Allison, una bioinformática de la Universidad de California, apasionada a la literatura. Con él, ha conseguido adiestrar un sistema de Inteligencia Artificial que tiene un aprendizaje automático con el que produce artículos y es capaz de redactar poesía y prosa, alcanzando de esta forma un grado de inventiva relevante.

Los algoritmos que ha entrenado se han enriquecido merced a obras literarias de autores como J.K. Rowling, Haruki Murakami, Tolstói y Jane Austen entre otros muchos. Estas obras literarias son presentadas en CuratedIA, una revista redactada prácticamente en su totalidad por el algoritmo que ha diseñado, y que tiene como lema “Una revista literaria escrita por máquinas, para personas”.

A pesar del nivel que ha alcanzado el sistema de Redes Neuronales, en algunas ocasiones necesita que las obras sean supervisadas por personas para repasar la acentuación. En otras ocasiones, las obras son escritas a medias entre personas y el sistema de IA, como puede ser un poema llamado “Ophelia”.

Por el momento estos trabajos precisan de cierta supervisión humana, más más pronto que tarde dejará de ser necesario, y estaremos ahí para contároslo.